You are currently browsing the category archive for the ‘poesia’ category.

Soy un horrible, un hombre
horrible,
mujer,
y animal.

Un error humano,
fantasma,
suicida
y baja autoestima.

Como materia mal concebida
imaginando
espacios perfectos y figuras geométricas
simétricas.

Totalmente prescindible,
vomitando
adjetivos
mal
concatenados, como metáforas
incompletas
muriendo
todas
como mundos en mi cabeza.

Sin reflexiones ni conclusiones
innovadoras,
nuevas,
ni notificaciones
ni nada,
como antes del ahora,
en lo alto y entre montañas,
con el corazón
hecho
fragmentos
y malos sentimientos.

Como ternura incomprendida,
y no saber nada
de nada, todos los días,
muriendo
inútil,
en medio de la vida y todo lo demás.

Porque
respirar no es vivir,
y vivir
no
precisa de existir.

Porque hay calor, todo
el tiempo,
y la habitación que arde en dolor.

Totalmente prescindible y la lluvia.

Pasado medianoche,
como un cliché nocturno caminante,
horrible y
todo delirante,
porque no hay farmacias
abiertas,
ni las habituales mal vestidas,
fuera
en la calle,
ni el alcohol suficiente en la sangre.

Caminando, subiendo
y bajando,
de noche y no luna llena,
como un poema desesperado
de final de romance,
perdiendo
consistencia,
entre flashbacks,
ahora,
porque quiero,
puedo
y ya he muerto.

Mientras las canciones
mueren,
por miedo, inseguridad
y full
mediocridad.

Buscando y buscándonos,
irreversibles,
como quemando noches muertas,
anónimo,
en medio de la ciudad,
con el corazón
hecho
mierda,
y el móvil sin nada
nuevo
que informar.

Como el ahora inmediato,
extrañándote y necesitándote,
nada sutil,
entre extremos inconquistables,
como un gato aterrizando
inoportuno,
cerca, y fuera de razón,
en mi cabeza,
sin
consideración
y full
mutilación.

Entre culpa y vergüenza,
por incompleto,
todo irascible,
como
muerte gradual, cuando no estas.

Poema desesperado de final de romance.

Como días muriendo
prematuramente,
entre relatos incompletos
y cinismo
involuntario,
porque te extraño,
fuerte, y
tanto que duele.

Como desaparecer fuera,
incompleto,
entre
odio y
poco contexto.

Por volver y
no volver,
incluso ahora, sin cabeza
y con el corazón
hecho
mierda.

Tanto como dejarnos arrastrar
por la destrucción
y lo aplastante,
por mediocre,
incapaz, y
no saber llorar.

Como un último
milagro
mal-intencionado
nuestro
sobreviviéndonos,
juntos,
en la ciudad y
porque no hay mas
tiempo
adicional
que ahogar.

Volver y No Volver.

Sander Dekker 60

Fuera de contexto,
como quien vuelve
y muere,
todo intrascendente,
inestable y
colateral.

Como metáforas
incoherentes
distorsionando
sentimientos reales,
entre interrupciones
prematuras
mordiéndonos cerca,
cuando no estas,
como todos,
todas y
más o
menos
por terminar.

Alrededor nuestro,
como todo lo malo
adicional
dentro.

Entre paréntesis y
escupiendo
fuego.

Porque somos cáncer
incluso
luego de pasado el temblor,
con dientes amarillos,
la nariz rota y
hambriento como
milagros
inoportunos.

Entre semana,
como verdades
incompletas y
canciones románticas
paridas
a medianeras.

Como mi nombre
y apellido,
sumando incomprendidos
como todas y
todo
lo intolerable
cerca,
fuera y
nuestro.

Entre Paréntesis.

Dekker 16

Solo otra alma en venta,
en lo último,
por inestable y
malograda,
entre fiebre y humillación,
como romances
prematuros,
diciendo todos adiós,
en grupo y a modo de sutil
consideración.

Entre sueños interrumpidos
y poca motivación,
pero igual presentes y
vigentes,
cada recuerdo vivo
sobreviviente,
por descarte y
daño colateral.

Como milagros
mal intencionados
pasados
volviendo,
ahora y
entre canciones,
por contraste y
todo lo malo alrededor
de nuestro paso
poco
constante.

Antes del anochecer,
constipado y
congestionado,
entre saturación
superficial y
monólogos sabor
antinatural.

Como ella y nosotros,
y cada ultimo
intento
de retribución frustrado y
recuperado.

Mientras duren las canciones,
y todo lo consecuente
alrededor, como planetas
solitarios,
paralelos, y ahora
irreversibles
como
sentimientos
irreconciliables intersecados.

Fiebre y Humillación.

Pretty Puke 18

Como masticar romance y
vomitar nostalgia,
mientras el hambre y pragmatismo
colateral
llamado vida real,
cuando fuera y
sin lugar,
por nadie y
todo lo demás.

Por causas pérdidas y
todo eso relacionado al magnetismo
en odiar y desear
un sentimiento de naturaleza
inaceptable,
cuando sobreviven
inalterables
posibilidades reales.

Entre cartas incompletas y
canciones
cruentas y violentas,
como planetas
paralelos y
malas ideas,
nosotros
como intentos precoces de
fallida
reagrupación.

Porque no se puede ser puta y
chulo a la vez,
cuando mal lubricados,
como extraños
ocasionales,
intoxicados y
común direccionados.

Como nuestros rostros
viviendo y
muriendo,
entre interiores,
reales,
presentes y distantes.

Planetas.

Sander Dekker 81

Join 25 other followers

Historial de Relatos