You are currently browsing the category archive for the ‘micro relato’ category.

Soñé con la novia de mi único amigo, y, unas horas más tarde, mi novia me termino, después todo fue un no querer despertar, y despertar y querer desaparecer, y no desparecer.

mirandalehman 23

Solo la muerte puede humedecer los secretos más elaborados y escondidos en lo profundo. Es decir, entre mi corazón y mi entrepierna. Cosa que me gusta.

Exactamente como ese joven desfigurado que lamentablemente no pude rescatar. Fantasma al cual jamás podré olvidar.

De repente me di cuenta que lo único de valor que tenía en mi vida, eran puras palabras. Se trató, muy posiblemente, de un momento de auténtica lucidez. Como cuando descubres que nunca fuiste apto para los innumerables test vocacionales a los que te sometieron durante esa juventud desperdiciada que aun a estas alturas de tu vida, te acompañan y persiguen. Al mismo tiempo que tratas de gesticular cumplidos sin deformar tu sonrisa auto impuesta. Pues realmente crees necesitarlos. Afecto. De lo contrario, eso, significaría que estás muerto.

Mientras asimilaba el repentino golpe sufrido, visualice a un joven indeciso torturar sus ojos con fuertes lágrimas en su propia capsula invisible. Sin embargo era evidente que el dolor le jodia por dentro, pues prácticamente se había desarmado en público. Y es que andábamos esperando el siguiente transportador subterráneo. No lloraba tanto como para llamar la atención, pero igual había yo logrado notarlo sin necesidad de un sexto sentido. Cada que trataba de desviar mi atención hacia otra dirección, no podía evitar girar la cabeza y volver a retenerlo con la mirada.

De algún modo ansiaba encontrar alguna reacción. Odio. Amor. No importaba. Lo que yo necesitaba era asesinar su mirada. Esa deliciosa última mirada.

Simón (Trance)

Simón (Trance)

Yo quería ser un zombi exitoso. Uno que se gastaba la vida trabajando para luego gastar. Cosa que no me parecía horrible. Sin embargo descubrí en mi mediocridad, producto de una serie de desencuentros con las escandalosas consecuencias de mis propios errores, una salida. Una última, y única, salida. El suicidio.

Lo hice. Pero para desdicha mía, al parecer, nunca terminare de morir del todo. Pues aun sigue latiendo en mi interior numero dos. Mi corazón. Aunque ahora parece tener otra razón. Extraño pero inesperadamente cálido.

C

Claire (Elizabethtown)

El relato va de una mujer enamorada. El poema va de un hombre enamorado. La conclusión, sin embargo, no termina de cuajar del todo en el lector. A primera instancia parece de esos finales abiertos de libre interpretación. Cosa que desconcierta. ¿Habria estafa de por medio? Igual el silencio se impone en el auditorio.

Al rato se sienten ganas de reaccionar, pero tampoco sucede gran cosa. Luego, alguno que otro, nota un detalle. Uno ciertamente significativo. Al parecer si hay final feliz. Cosa que como se esperaba, defrauda. Esto al principio, luego todos aplauden.

"Hermann Sinclair"

“Hermann Sinclair”

Cuando mis hermanas murieron no supe muy bien cómo reaccionar. Mi cuerpo, sin embargo, sí. Pues así como todos a mí lado comenzaron a llorar, mis ojos no se quedaron atrás. Fue así como aprendí a llorar sin sentirlo de verdad.

Mi Fantasma y Yo.

Mi Fantasma y Yo.

Join 25 other followers

Historial de Relatos