Recuperando promesas añejas como un huérfano desorientado más, todo vulnerable y desesperado, alineado involuntariamente entro lo irreconciliable y desprolijo, cuando las razones mueren por puro contraste.
Porque abortar una idea de vida compartida no es precisamente borrón y cuenta nueva, no con la culpa y la sangre tan latente como el último polvo experimentado y evidentemente atesorado. Entonces, ¿Qué hacer con tanta contradicción? No hay, no hoy, respuestas, pues sucede que darle un poco de vitalidad a tus impulsos por no caer en desesperanza es único reencuentro posible de alcanzar.
Como ayer y después de coger, entre interiores y con mis manos y el mundo a nuestro favor, juntos y Daniela hablándole al arco iris, apagándonos y para siempre como algún bastardo soñador anónimo desapareciendo en la ciudad, en silencio y de verdad.

Entre interiores.

Deep and Blue

Deep and Blue

Advertisements