Hay neblina y nada bueno,
ni fuera ni dentro,
pues no puedo
morir
por ausencia
cuando aún vivo
errando alrededor
como una vieja
decrepita
desvaneciéndose entre pura
miseria.

Porque bipartito,
mi cuerpo
y alma,
como una carta
incompleta
puedo ser,
neblina
y tristeza.

Siempre, con nadie
y Nadia,
y su mirada
envenenando
mi sangre
y entrañas.

Como todas las canciones
tristes
que como mujeres
desfiguradas
me resisten
sin abandonarme.

Sin Nadia

kate and michael 09

Advertisements