Solo la muerte puede humedecer los secretos más elaborados y escondidos en lo profundo. Es decir, entre mi corazón y mi entrepierna. Cosa que me gusta.

Exactamente como ese joven desfigurado que lamentablemente no pude rescatar. Fantasma al cual jamás podré olvidar.

Advertisements