Intento fallido de poesía numero uno de tres

Una noche 

muerta y oscura,

las estrellas restantes,

extrañamente

unidas,

confabularon, todas,

sin miedo,

sin prisa,

pero cabalmente

decididas.

 

Reencontradas, si,

pero en mi contra,

todas,

sin compasión

pero con mucha

nostalgia

adquirida.

 

Simpatica pero caotica,

Hermosa pero plana.

Saludable pero sin magia.

Intensa pero sin alma.

 

Unidas, y sin gracia mínima,

me desvistieron, 

desarmaron

y ridiculizaron.

 

Luego celebraron,

y como unas fieras

repentinamente

puestas en libertad,

abortaron

finalmente

el ultimo corazón

de mi único ser de verdad.

Dirty

Dirty

Advertisements