Regresiones

Regresiones

Fluidos en Movimiento

 

Fue tan ridícula,

e ignorada,

su muerte y la mía

que nunca volvimos,

juntos,

a intentarlo.

 

Luego nos distanciamos.

Luego nos odiamos.

Para así recordarnos y

no terminar

olvidando.

 

Y es que siempre se repetía

Siempre

al final de nuestros días.

Como un sueño

surrealista

restregándonos,

y en la cara,

lo inmanejable

que era la naturaleza de nuestra

sociedad.

 

Como una relación

atemporal,

cada quien al dominio

de sus deseos

e ideales,

precipitando nuestros

ingenuos

planes de largo alcance.

 

Luego me rendí.

Luego ella me lastimo y

la confusión me

engullo.

Pero no. No me trago

Solo me mastico.

 

Ya que junto a mí,

mi vida,

Solo sirve de sombra.

Sin nada, realmente,

interesante

Pero con contraste.

 

Y es que si volviese ella,

a  respirar,

no estoy del todo seguro

de que se atreviese,

a amarme

una vez más.

Intento de Poesía Numero Ciento Trece…

 

Arriba una canción alegre. Una de esas que no solo bailaría sino que también cantaría. (y lo hago). Simpático videoclip también. Como sea, es una de esas que cuentan una historia. Bacan la verdad. Además de muy popular. Abajo Adrien Brody con un amigo anónimo.

Adrien and Friends

Adrien and Friends

Advertisements