La niebla está muy densa. Obstaculiza la visualización total de la quebrada y consecuentemente su correcta apreciación. Sin embargo, de algún modo todos parecen sentir la magnitud de este último escenario. Ya que de antemano sabíamos, entre rumores y otras clases de chismes, que la profundidad de la quebrada era exageradamente desproporcional para con su titulo de quebrada. Algunos consideraban que su abismo era tan profundo que era preferible no acercarse mucho, por más que te encuentres hipnotizado o embobado por su majestuosidad. De ahí que estemos ahora en grupo. Y no es tanto por miedo, sino que se trataba más de precaución.

Se supone que el sonido del viento rebotando entre tremendas paredes interiores de ese nada sutil abismo es lo suficientemente melódico y hermoso como para dejarnos tentar a unirnos a la ceremonia. Pero lamentablemente aquí no sucede ni mierda. Solo Verónica lagrimeando por su ruptura amorosa. Y, claro, también comienzo a lagrimear. Por la culpa más que por el frio.

La Niebla

 

Un relato cortó. Uno realmente corto. Y Arriba una canción. Beady Eye – The Roller. La nueva banda de Liam Gallaguer. Sonó fuerte el 2011. Ahora la recuerdo y como que encaja. Abajo una imagen de Naomi Watts. Mi apuesta para el Oscar Mejor Actriz por “Lo Imposible” (2012). Pero, lamentablemente, no se dio. No importa. Eventualmente le tocara. Espero. Deseo.

Naomi love

Naomi love

 

Advertisements