Mejor ser el rey un dia que un don nadie el resto de la vida.

 

El inesperado fina de la ardilla rebelde

 

1

Cada mañana hermana

a la anterior

excreta,

defeca,

nuevas y

malolientes

promesas.

 

Renovando por

míseros instantes,

mi oxidado

corazón.

 

Sin embargo

mi único ambiente compartido

huele a sangre

coagulada.

 

Pues irremediablemente

esa fue la única

forma de confirmar

mi desangrada

herencia.

 

2

Como una ingenua

introvertida,

me deslizo

entre huecas

esperanzas, y

malogradas

expectativas.

 

Y es que a la princesa

de Papá

le extirparon su magia,

cuando Mamá

olvido salvarla

de sus tendencias

pirómanas y

vertiginosas conclusiones

mal alimentadas.

 

3

Contaminando recuerdos

sobrevivo,

como una muñeca

de carne

decapitada.

Como una constante de

irregular belleza.

Como un comediante

sin talento y

sin huesos.

 

Sin ganas

de aterrizar,

conservo y

recupero,

mi desgastada y

maltratada

autoestima.

 

Ya que no existo,

muero y

regreso

cuando quiero.

Mas no olvido

mis imperecederos vicios;

respirar,

tragar,

amar y

divagar.

 

4

Como el arsénico

en mis venas,

puro y

transparente.

 

Desnudo

con mis cansados

ojos

rojos,

mi lacrimógena

alma

esquelética.

 

Mientras tanto sigo,

construyendo y

gerensiando

industrias paralelas

a mi insociable

corazón.

 

Pues mi último

hogar

también es

mi ultima

oportunidad.

 

 

5

Y es que voy

a mi manera,

al único infierno

compartido,

el de la infancia llena de

desesperanza.

 

Como una

toxica

y inefable

fugitiva,

renuncio a

confrontaciones,

pues en

mi interior número dos,

sé muy bien

que el futuro

mis palabras son asfixiadas.

 

6

Como la única

sobreviviente

del club

de los parricidas.

 

Siendo mi éxito

el único

logro

inconcluso,

de mis padres,

extingo su

desgastada y maltratada

unión.

 

Muerta de cansancio,

vomito horas

malgastadas,

cuando la convicción

que se supone

había conquistado,

se termina suicidando.

 

Y el vértigo

se repite, y

es que la

ardilla rebelde

hoy está muy triste.

 Intento de poesía numero ciento dos…

Heartless Bastards – Arrow (2012)

Me enamore de la vos de Erika Wennerstom. Es oficial. Y es por escuchar este disco, “Arrow” de la banda Heartless Bastards, en la que es voz principal. Sinceramente descubrir esta clase de bandas últimamente, me entusiasma mucho. Alegra esos días que normalmente serian grises y vacios, y aburridos, y olvidables.

Folk o Folk Rock, o quizás Indie, o Indie Rock, se supone. Sin embargo, creo que la etiqueta más saludable seria; Rock and roll, pues es más fácil, y uno sabe cuándo está escuchando rocknroll. Erika es una nueva musa para el inacabable lente del decapitado. Abajo Erika (Emoticón de corazón) Wennerstom.

Solo por ti Erika dejaria de morir.

 

Advertisements