El frio congela mis huesos y yo aun tratando de escribir poesía sobre lo hermosa que eras en mis recuerdos. Como esa canción que escucho cuando me siento solo…

Siento que los días se acortan demasiado. Pasado y presentes indiferentes. Los números corrían en el almanaque y su importancia era cada vez más aterradora para mí. Nadie vive y muere por las puras. Trataba de convencerme, sin éxito. Era una optimista aun cuando seguía vestida como el maniquí del día anterior. Aunque no sé si realmente era todo ese remordimiento lo que entristecía mis días. No sabía cómo hacer que todo ese dolor se esfumara…todo ese olor?

Mi hogar esta oliendo mal…

Olor a pescado podrido. De un puerto desgastado. De una ciudad destartalada. Gente estafada…gente desfigurada. Gente robotizada. Vidas asqueadas. Herencias putrefactas. Ya no podía con la hipocresía, ya no podía con la rutina, ya no podía con ese estilo de vida altruista. Mi hogar es incendia y solo puedo mirar. Espantarme y observar. Indignarme y criticar. Desesperarme para luego ignorar. Putas constantes.

Alguien robo mi alma durante una revuelta…

Muchas vidas inocentes atreves de los años y mi cuerpo parece no haber entendido nada. Reacciona al tacto. Se deja llevar por frases azucaradas. Se ilusiona y luego folla. No cobra, sin embargo por dentro goza. Aun así luego llora. Es muy apasionada. Mi hermana, mi madre, mi hija…etc. Idiota también. Un común denominador con sentimientos y que guarda rencor. Llena de contradicciones y con muchas pretensiones. Quizá hija única, tal vez la primogénita. No importa. La vida sigue adelante. Los problemas no esperan. La rutina se renueva. El suplicio continúa. Y aun hay sueños que endulzar.

Despierto del coma y mis padres ya no están…

Cada día que paso sin ideas nuevas ante el espejo es como desayunar en una morgue donde la gente solo sabe aplaudir. Todos los días hay caras nuevas. Ni una familiar. Alguien una vez me dijo algo que me conforto en ese momento, lamentablemente ya no lo recuerdo. En mi habitación hay voces que no me dejan pensar. Muchas palabras que no me dejan respirar. Los colores no armonizan nada. Las plantas son de plástico. Los delirios arruinan los espacios. Esta sonrisa es mía?

Mis sentidos me traicionan mientras Dios vomita sangre…

Sé que puedo cambiar, ser mejor persona. Pero el autoengaño es más divertido cuando hay algo de retribución a cambio. Un beso. Una sonrisa. Algo…Nada. La vida esta resulta desde el punto de vista más atípico de todos. El sufrimiento. Aplauden después del inútil sarcasmo. Mi uniforme es horrible. Mis hábitos también. Acostumbrarte es aun más horrible. Pura decepción. De una misma. Uff…Decadente. Demasiado. La solución sin embargo es muy breve. Tabaco y alcohol. Alcohol y tabaco. Pues cuando caminas con un cadáver en la espalda es más fácil dejarlo caer. La conciencia sin embargo es una puta. Te acorrala y te interpela. Te denigra y luego te viola. Sucede muchas veces. Es entonces cuando te limitas a respirar y exhalar. Por puro mutismo selectivo, pues el perdón no te sirve de consuelo cuando aun te sientes perdida. Desubicada. Podrida. Desorientada. Desperdiciada. Asqueada. Es demasiado.

Esas palabras que hieren…

Tocar fondo es sentir que el vacío que tanto repudiabas es ahora parte tuya. Una consecuencia de otra. Un círculo vicioso a la vuelta de cada esquina. Una mujer con el corazón roto. Un hombre con los sueños rotos. Entendimiento y comprensión, aun así muere el amor. Como los ángeles desdichados que caen en infinita agonía. Puro humor negro para el Dios incomprendido. Respirar y exhalar…

Esas canciones que me recuerdan que aun estoy viva…

Cuando sea grande seré actriz. Todo será glamur y cosas buenas. Nada que ver con los conos. Todos serán buenos conmigo y yo intentare ser buena con ellos. Visitare países que no me inspiren nada, pero sin embargo traeré fotos para recordar aquellos momentos supuestamente felices. Habrá mucha gente moderna en mi vida y yo seré más especial que todos ellos juntos. Si. Seré feliz y sabré apreciar todos esos…Pausa y los deseos se rebobinan. La sufrida intérprete se desnuda en silencio. Asume su postura acostumbrada y se enjuaga la boca en pura suciedad. Sus ojos se enrojecen sin llegar a lagrimear. Su pecho tiembla y sus manos tiemblan. Pasan muchas cosas por su cabeza, pero no logra concentrarse en ninguna. Los minutos pasan muy lentos. Un fugaz instante de auto contemplación y la vida le pasa por encima. Pero aun tiene sentimientos. “Quiero planear”…No sirve. No aguanta. No nada.

Ese chico introvertido de mirada inocente…

Me encanta como guiña sus ojos cuando me ve. Me divierte esas miradas culposas. Me aburro con los cuchicheos y creo que comienzo a sentir que cada lágrima tiene sus propias intenciones. Malas intenciones. Una vez intente ser feliz, fracase. No guardo recuerdos agradables de aquella experiencia, salvo claro, a decepción. Y mi rostro que envejeció al mismo ritmo que corazón. Carezco de buenas memorias, y aun siento que debería ser algo más que estos miserables lamentos.  Sea a conciencia o no, ya me canse de idealizar su puta soledad en mi contaminado imaginario de esperanzas y malolientes esperanzas. Pero le extraño. Le necesito. Se me acaban los calificativos y aun atesoro nuestro romance cautivo.

Del como un intento de autentica poesía puede destruir toda tu autoestima…

Mis lágrimas son de felicidad. Estos labios rojos son vírgenes en esencia. Mi corazón aun late desmedidamente. Los pensamientos en mi cabeza se armonizan con placentera delicadeza. Recupero mi cordura de entre los restos de aquellas armaduras. Y cuando mis sentimientos parecen por fin sanar, siento que hay fuego en el mar.

Definitivamente algo parece cambiar. Bueno o malo, no importa. Siento una segunda oportunidad. Quizá un verdadero alivio. Tal vez un último intento.

Respirar, Exhalar…

Huesos rotos

The Flaming Lips. Segundo disco que escucho de ellos y mierda como me gustan. “Transmissions From The Satellite Heart” de 1993. Tan solo un año despues de haber nacido – Yo – y suena tan fresco como si fuese hoy. Me gusta. La imagen que subo es a simple vista una fotografia. Al igual que la imagen de la cabecera. Pero se trata de una pintura. Hiperrealista se supone. Alyssa Monk es la artista. Demasiado genial.

Rain – Alyssa Monk

Advertisements