1

Al final no supe muy bien que sucedió, si se trato de una broma de mi subconsciente o si se trato de algo tan autentico que rayaba lo inverosímil, pues era una bizarrada ejemplar en todo su esplendor, pensé mucho al respecto durante los siguientes días, no llegaba a una conclusión que me convenciese por completo, pues no sol jugaba con mis estados de ánimo y conducta, lo hacía e forma sutil de modo que ignoraba el crecimiento gradual que se daba lugar en mi, comencé a perder el sentido de lo real durante aquel viaje onírico teñido por continuas tardes depresivas en medio de lagrimas de dolor, tardes claustrofóbicas, tardes  apresadas por palabras entintadas en odio infinito. Encapsulado remordimientos por medio de imágenes en movimiento, me torturaba la conciencia, era un cuadro sucio y enfermizo, así las heridas a medio cicatrizar se abrieron por los recuerdos nostálgicos de aquellas vidas malgastadas, vidas que nunca llegaron a sanar, ni con el tiempo ni con los lamentos, se presume su inocencia, de todos modos murió.

2

Perdió su fe durante semana santa, su hija había muerto y su esperanza con ella, con los ánimos quebrados del nihilista insensato, sé atormento por buen tiempo y reacciono con su juicio tocando su puerta, y con las resolución de un hombre ignorando su vida, el eterno convicto desnudo su verdadera naturaleza a sus hermanos, el apocalipsis moral sucedió tan rápido que apenas se pudo reaccionar, aquel monstruo amalgama de odios se erigía sobre todas las ciudades y desataba el caos en sus cuadriculadas vidas, un apocalipsis moral sacudía a todos los que se pretendían ajenos a su dolor, el desprecio y repudio masivo hacia aquella constitución rencorosa degenero a todos los testigos de aquella decadente generación, y solo cuando el sol se perdió entre la marea aquel humilde proclamo su independencia con la convicción definitiva de un decapitado infeliz.

3

A ritmo acelerado la proyeccionista siguió mostrando imágenes tortuosas en aquel cine casero al final del pabellón que llegaba a la habitación mas indeseable del sanatorio, en medio de cuatro paredes forradas en maloliente costumbres perturbadoras se descarrilaba un circo de incendiarios, hombres ajenos a su propia condición humana pero reivindicados por el extravió masivo de las memorias de su nuevo Dios. Las imágenes aparecieron sin previo aviso, confortados en sus propias posibilidades se dejaron consumir de forma gradual por aquel hombre de mediana edad dormido sobre un  escritorio vacio en la pantalla grande, todos están repentinamente llenos de curiosidad, confundidos pero es la curiosidad los que los motiva en seguir a aquel hombre, despierta con una pesadez muy notoria y posiblemente una actuación exagerada, no se escucha sus bostezos o quejas que despide aquel cuarentón a blanco y negro, todo ese numerito despierta en los espectadores sensaciones diversas, la mayoría solo atina a reírse a carcajadas mientras que otros se sienten estafados, pues no entienden que es lo que sucede y ellos necesitan entender lo que sucede a su alrededor, de lo contrario tienden a irritarse, pues son personas en todo el sentido de la palabra, animales que se adaptan a las circunstancias y sobresalen a cualquier precio, no son un montón de risas supuestamente aliviadoras para tanta ignorancia aceptada, aun así no entiende lo que sucede, porque ese hombre los mira fijamente igual de confundido que ellos, no existe novedad en la proyección, pero si una sensación de identificación, para cuando tratan de ignorarlo, el hombre de calvicie pronunciada comienza a perder la paciencia, no hay respuestas y menos aún hay alguien que pueda proporcionárselas, colérico y exaltado, el publico siente la presión de aquel sumidero de expectativas, sienten todas esas interrogantes en su cabeza, sienten también la desesperación que supuestamente es graciosa, algunos comienzan a levantarse de sus asientos cuando ese hombre empieza a desnudarse, algunas mujeres se levantan reclaman con voces pronunciadas, mientras un grupo de adolescentes comienzan a vomitar en el suelo, sus ojos están demasiado rojos y el asco se contagia en el ambiente, una ves desnudo aquel hombre comienza a pronunciar unas palabras, palabras que al parecer todos entendieron, pues unos comenzaron a insultarlo mientras otros buscaban la salida en aquella sala oscura, la mitad de los adolecentes estaban ya rendidos en su propio vomito, varias mujeres estaban en un mar de lagrimas y otros hombres maldecían todo lo que lo que supuestamente no debía de importarles, angustia y miedo es lo que se transmitían todos cuando se miraban unos a otros, y solo cuando aquel hombre cerró los ojos se pudieron callar todos, pues se quedaron sin voces y todo estaba totalmente oscuro, de aquella habitación de pánico nadie encontró salida alguna y todo por culpa de la coqueta proyeccionista.

4

Nadie se rendía en la sala de espera, mis hermanos huían y mis padres se amaban con pasión enfermiza, mis hijos contemplaban mi silencio con frustración en los ojos y mis pómulos se pronunciaban mientras mi sonrisa disfrutaba del dolor, la impotencia se volvió contagiosa y de la rabia se hice un etilo de vida, mis errores se acumulaban mientras renunciaban los Ángeles en la biblioteca, y aun cuando mi Dios me traiciono, no le culpo,  pues su dolor es autentico desde el día de mi nacimiento, ese día cuando se suicido la inocencia y los espacios vacios se atiborraban de visitantes disconformes e impacientes, pero trate, si lo hice, ni los niños parricidas pudieron imaginarse victimas de aquella desgracia, cientos de apóstoles se amotinaron contra el rey y los votos en blanco se ensangrentaron por la indignación colectiva que en su momento disfrazo cierta modernidad entre los jóvenes de espíritu y los viejas almas del pasado, sucesos impredecibles e incendios de multitudes hicieron llorar a mi madre y yo no supe que hacer.

Caí presa del odio y mis hermanos se perturbaron para siempre, con letreros inentendibles sus padres les dejaron en el agujero putrefacto de sus conciencias, “Adopta hijos míos y te perdonare por siempre”; ideas incoherentes como realitys en tv, cultura y patriotismo, todos juntos de la mano flotando como desagradables recuerdos.

Pero el mundo es otro escondite que nadie puede permitirse olvidar, metano en el aire y vírgenes decepcionadas, confrontaciones en el cielo y los hijos de la tierra presa del pánico sacrifica su conciencia, pero si te decepcione te pido perdón aunque esto no signifique nada, soy humano como lo fue Dios en su momento y no hay nada de lo que no sea capaz por perdón, aun si traiciono los recuerdos que atesoraste por generaciones, te pido perdón pues soy hijo de mi padre y no sé cómo afrontar las herencias no deseadas, Amor y Odio, todos juntos en el fondo de aquel olvidado recuerdo.

5

Despertando de aquel sueño ajeno pude consolidar cierta expresión en mi rostro, el espejo en el baño no supo ayudarme pues solo pude distinguir un rostro oscurecido decorado por una sonrisa bien apreciable que se ensañaba con unos dientes amarillos toda esperanza de un buen día y futuro aliviador para mí y mi prole. De regreso al trabajo el cansancio y sus obvias consecuencias arruinaron mi día, pero a pasera de que no se tratase de algo nuevo para mí y mi rutina, no puedo evitar defraudarme conmigo mismo, sueñas despierto pequeño ingenuo, y aun así espero con solapada esperanza a mi padre de regreso al trabajo con algún cumplido bajo el brazo y si te defraudas otra vez no será por culpa de aquel revolver sobre el escritorio vacio.

Nunca forcé mi naturaleza como nunca supe mantener una promesa, el tiempo me abandono como una prostituta deja el catre en una habitación miserable, mi corazón sin embargo no fue mentira, ni mis hijos ni mis padres ni mis hermanos, todos existieron en mi, de forma breve y fugaz enloquecieron mi interior y mi ambiente se transformaba continuamente durante ciclos viciosos y peligrosos, pero me hice adulto y con todos los pecados heredados a lo largo de generaciones frustradas, no pude conservar la postura erguida y orgullosa que ellos demandaban, pero  si bien todo eso pudo ser una pausa durante el coito triunfador de mi existencia, trate de valorarlo como mi país lo hizo con su gente y como Dios lo hizo con sus bastardos, decepciones abundan en todos los relatos de todos los autores, pero nadie se arrepiente de todos sus pecados por completo como nadie es monógamo por amor-compromisos-y así todos dejasen de incomodar, no puedo asegurarte con total certeza que seré mas fácil de congeniar, pues como tú eres una pose inconclusa en el circuito que demanda la sociedad para existir, yo soy una breve apología al “trate y no pude”, como todas las sufridas existencias que valgan la pena mencionar, no te odio ni te amo….solo observo.

6

Ellas confabularon en secreto durante todo el viaje y nunca me di cuenta, por ingenuo tal vez, pero ese viaje fue placentero en su propio sentido, ya ningún viaje lo es de cualquier modo, ya están todos dormidos y nadie dijo nada aun, no se trata de los cadáveres en el suelo ni de aquellos sucios fetos por las gradas, se trata de tu hija, se trata de mi hija, no sabe qué hacer mañana durante su cumpleaños número quince, no le aconsejaste bien y sabes que yo no sé absolutamente nada al respecto, está en su habitación con el bebe, y aunque ella me sonría todos los días al llegar del trabajo se que no es feliz, veo esa expresión todas las noches cuando veo tu forma de despertar por las mañanas, derrotada por la rutina e indignada por la infelicidad que adorna nuestro hogar, es mi culpa tanto como tuya, el amor nunca fue un cliché cuando se trataba de vivir en familia, y durante varias veladas reflexivas solo pude llegar a una ingenua conclusión y así te precipites e exclames todas tus interrogantes la respuesta será la misma, así que duerme con paciencia, aun hay mucho tiempo para conocernos y lograr salvarnos de nuestros propios vicios, son todos buenos deseos antes de dormir, y consiente de todo el horror presente en mi alcoba tiendo a dejarme seducir por las innumerables placeres banales pero inmortales que encuentro en mi camino lleno de tropiezos e ideas vagas siempre presentes en mi cabeza como interrogantes difíciles de plantear y aun menos de responder, pues naci de dolor y tiendo a prevalecer entre rosales oscuros y marchitos.

7

Fue un asunto global e insignificante al mismo tiempo, el mundo explotaba en infinitas partículas con nombres cada una y universos contenidos en aquellas burbujas flotantes cambiaron la viñeta actual por aquel hereje que por fin reacciono del coma placentero que una vez se atrevió a llamar sueño, desprovisto de convicción alguna en terminar su tarea encomendad se excusa con diatribas pre-elaboradas y ya muy masticadas, tiende a perder el equilibrio durante los largos viajes hacia los monasterios y plazuelas rurales discurriendo con el toda su filosofía preconcebida por su amo de ensueño, cuando se le acaban las justificaciones no puede hacer más que suicidarse constantemente y aun después de sobrevivir ante las mareas más duraderas de su miserable historia sigue decidido y fatigado, no contento con nada borra sus momentos felices de su memoria y camina como un borrador en blanco con una sola imagen en su cabeza, sus demonios y el nunca se reconciliaron y ahora que se hizo viejo, solo espera que vuelvan a tocar su puerta.

Discursos Costumbristas

I know your face, It’s all out of place.

Advertisements