Cansado por la breve caminata fuera de la oficina, el joven formal decide recostarse en el césped de un parque para niños, columpios, ”sube y bajas” y demás juegos atractivos divertían a un grupo infantes, observándolos en silencio por un pequeño lapso de tiempo, el joven divaga entre pensamientos inútiles y breves momentos de lucidez, marcado por sentimientos encontrados y durante un punto de inflexión durante su vigilante reconciliación con el descanso y sus deberes-stress le llaman-sintió un ligero sentimiento de rechazo hacia la escena mostrada-envidia-y durante un dialogo de intermitentes voces con origen desconocido y breves pausas, el joven decidió terminar aquello que de ser visto, perturbaría a cualquier espectador, “Joven y con una proyección laboral más que prometedora, pero demasiado infeliz”, sin embargo es inevitable llegar a distintas conclusiones, pues todo tiene diferentes puntos de vista, pero en el caso del joven formal, era irreversible el hecho de que tuvo su oportunidad y la desperdicio, reproches con mucha ponzoña propinaban sus extranjeros imaginarios, teleconferencias desagradables y debates interminables, eran su rutina y el ya no dejaba de pensar en buscar momentos de paz, claro que no lo intentaba, pero se consolaba con la idea de hacerlo.

 Ahora más cansado trabaja en dejar de pensar en porque sigue trabajando, sus temores se agudizaban cuando le daba más vueltas a sus conclusiones, era cobarde y un pretensioso con corbata más que nunca amo y sin esperanzas ni ganas de hacerlo, como si se tratase de un participante de un concurso renovador de autoestimas, no existo ni pretendo hacerlo, pero de todas formas muero. Con vicios políticamente aceptados y un departamento vacio lleno de un vacio muy corrosivo para su corazón tan anémico de felicidad.

Su padre le dijo que estudiase mucho y su madre que se cuidase mucho, pero ella era una mujer de voluntad débil y su padre era una imponente entidad de sutil autoritarismo y el tan joven y  falto de coraje, cedió ante los sueños frustrados de su padre y con un ciego optimismo se enfrento a un mundo de inconmensurables horrores e inagotables atrocidades. Un mundo que no perdona a los sentimentales y que escupe a los cobardes.

Y como si de una parodia dantesca se tratase, damiselas de contagiosas sonrisas desfilaban alrededor suyo y el joven, seriamente embobado despego su mirada del cielo muerto para perderse en las princesas de deslumbrante presencias. Orgias de pasión adornaban sus mas lujuriosos sueños, carnosos labios rosaban su piel y exuberantes siluetas hacían contraste con el sangriento sol, cortometrajes encendidos decoraban el parque de diversiones y las ninfas sedientas dejaban ver sus verdaderos colores, cierran el telón con dientes filudos y oscuros presagios se respiraban en el aire, mientras despedazaban al joven formal, niños bien vestidos lanzaban rosas al aire y viudas negras lloraban decoraban el paisaje.

“Es usted un vagabundo? , mi nombre es Nico”….un niño robusto regresa al primer plano al joven formal, parpados rojos y muy hambriento, el joven se levanta sin decir palabra, le entrega una moneda a Nico, sacude su traje y regresa a su limbo de felicidad inconstante.

Arriba una cancion que encontre “Navegando” por facebook-por donde me pueden encontrar-una cancion que en particular me gusto mucho y no dude en bajarme el album, muy bueno tambien.Lost in the threes o Perdido entre los arboles, nunca mejor dicho. Abajo una imagen capturada de la pelicula “Detachment”, es genial cuando esperas una pelicula cliche pero te encuentras ante un monstruo retrato increible-dela sociedad en este caso-y como Adrien Brody es genial, fue un alisiente mas para verla y aunque es un actor a ratos iregular,sobre todo por los proyectos que suele escojer, esta pelicula le pone por los cielos, junto con Ryan Gosling y George Clooney, son las mejores actuaciones del 2011, “Profesores que nacen y estan los Maestros que se hacen”.

Advertisements