Es medio día y estoy sentado en un parque, hay muchos niños correteando por doquier, parecen ser una expedición escolar en el parque, eso no tiene sentido, tampoco importa, no me molestan los niños, claro siempre que no sean míos. La razón por la que estoy aquí dando de comer a las palomas es muy simple. Quiero aclarar mis pensamientos (aunque no sé si funcionara con mis audífonos a todo volumen), “haber si una brisa de aire fresco lejos de la oficina te sirve” me dijo Clara, mi jefa, mi hermana, mi némesis. Creo que la razón más importante para ella fue la reunión de unos ejecutivos de la central del trabajo, siempre fue así de amable.

Un balón cae cerca de mis palomas y las ahuyenta, cambio de opinión si me molestan los niños, gracias a dios me salte esa etapa. No consigo ningún pensamiento claro, solo divago en recuerdos sin sentido como un mal sueño. Sé que no soy perfecto, lo sé desde que mi padre dijo que Clara era mejor que yo (soy menor por un año y no siempre sacaba buenas notas), puede que ahora tenga razón pero en su momento fue muy doloroso.

Tiene su gracia estar aquí, pasa gente con mucha prisa sin bajar siquiera la mirada por el deprimido amigo del banquillo, no importa no necesito afecto por lastima, tengo suficiente de eso con mi hermana. Suena “My friends” de los Red hot chili peppers, y ahora viene la nostalgia por las amistades perdidas, por todos los amigos imaginarios echados a perder por una amistad poco constante. Preferiría ser un rockstar muriendo en una sucia habitación de un hotel, con drogas, alcohol y vomito, que un oficinista deprimido por su cumpleaños 28 por aun no encontrarle un verdadero sentido a su estúpidamente sufrida existencia.

Ya no es medio día y ahora suenan The Beatles con “Twist and Shout”, mejor me voy de aquí…me levanto y camino mirando por todos lados, buscando la brisa prometida y no la encuentro, tiempo perdido es verdad pero no significa mucho ahora con los Beatles en mis oídos, de repente ya no estoy tan triste y con una dosis de esperanza en mí, es increíble lo que hace la música con uno, todo estará bien pienso para mis adentros, oigo gritos y voy en dirección a ellos, hay mujeres llorando y gritando, un hombre en shock , un auto detenido y un niño muerto en la pista, y se acaba la canción.

Advertisements