No hace falta retroceder mucho en el tiempo para darse cuenta que ya estoy bien muerto, y no de la forma convencional-muerto en vida-mas bien decapitado y triste…muy triste. Mi madre me dijo que estudiase una carrera y mi padre me indico cual, listo, futuro resuelto. hoy es lunes y tengo una cita, si se puede llamar así a un encuentro arreglado por mi hermana-autoproclamada Reyna Optimismo-se supone que es bonita y sofisticada, es tres años menor que yo pero con un currículo tres veces mayor. Es casi la hora y estoy tan entusiasmado como un anciano empacando para el asilo. Como dije, estoy muerto.

miedo 04

miedo y asco in my mind

Advertisements